Catholic San Francisco










San Francisco Católico



 
  Printer Friendly
ˇEstamos en Tiempo Ordinario!
June 20th, 2013

El Concilio Vaticano II en la Constitución Sacrosantum Concilium, sobre la Sagrada Liturgia, nos dice que la liturgia es la cumbre a la que tiende toda la actividad de la Iglesia, y a la vez es la fuente, o manantial de donde mana toda su fuerza (SC No. 10, como fuente de oración, contemplación y misión.


El Ciclo Litúrgico inicia con el tiempo llamado Adviento, el cual consta de cuatro semanas, y nos prepara para la Pascua de Navidad, que celebramos el 25 de diciembre. Este tiempo de Navidad, concluye con la manifestación de Jesús en el momento de su bautismo. Después de la Pascua de Navidad tenemos el tiempo conocido como Tiempo Ordinario, que consta de 33 a 34 semanas, y se divide en dos tiempos, el tiempo corto, y el tiempo ordinario largo, que inicia después de la Pascua de Resurrección. A este tiempo, la Iglesia le ha llamado tiempo ordinario, porque nos presenta acontecimientos de la Vida de Jesús, y de la Historia de la Salvación, siguiendo un orden especifico. Además, durante el tiempo ordinario se celebran fiestas y solemnidades especiales, así como memorias de los santos. La primera parte del tiempo ordinario inicia después de la Manifestación de Jesús, y termina el miércoles de ceniza, que marca el inicio del tiempo de Cuaresma, el cual, como su nombre lo indica dura 40 días y termina con el Triduo Pascual. Posteriormente tenemos la Semana Santa, que inicia el domingo de Ramos, después, el Triduo Pascual, que concluye en la gran Solemnidad de la Pascua de Resurrección, dando inicio al tiempo Pascual, que termina en la solemnidad de Pentecostés. Después de la gran solemnidad de Pentecostés continuamos con el tiempo ordinario largo, en el cual nos encontramos en este momento, y que culminara con la solemnidad de Cristo Rey, que marca el fin del Año Litúrgico.


Cada uno de estos tiempos es representado por colores diferentes, como signos que nos recuerdan el tiempo litúrgico que estamos viviendo. El morado se utiliza en Adviento y Cuaresma, y representa la penitencia o tiempo de cambio. El blanco es utilizado en las dos grandes Pascuas, de Navidad y Resurrección, y solemnidades; y simboliza alegría y pureza. El rojo se utiliza en Pentecostés, y en las fiestas de santos mártires; y representa el fuego del Espíritu Santo, y la sangre de los mártires. Por último el verde, que se utiliza en el tiempo ordinario, y representa la esperanza.


Celebremos cada uno de estos tiempos litúrgicos con una gran fe y amor, pues no estamos solos, la Iglesia, cuerpo místico de Cristo, del cual somos miembros vivos, y Cristo nuestra Cabeza, nos guían, protegen y acompañan hasta llegar a la casa del Padre.


LA HNA. CECILIA de la congregación Misioneras de la Madre de Dios, Palo Alto.

 

 






MOST POPULAR NEWS STORIES

  • Vatican Web TV player


Home | About Us | Site Map | Privacy Policy | Contact Us | 415.614.5647 | One Peter Yorke Way, San Francisco, CA 94109 | ©2017 Catholic San Francisco